Revisión de tu vehículo temporada verano

La revisión de tu vehículo de cara a la temporada de Verano ¿Es importante?

No es como la temporada de invierno con sus inclemencias meteorológicas, pero los vehículos deben revisarse también de cara al verano. Serán muchos kilómetros los que hagan sobre todo con las vacaciones en el horizonte, o muchas veces, traslados del lugar de veraneo al del trabajo. En definitiva, que el coche debe estar en buenas condiciones para circular, de ahí la importancia de una buena revisión en el taller.

Hay que tener en cuenta que con calor el coche rinde menos que con temperaturas medias.

Antes de nada, es conveniente que el propio usuario conozca el estado del vehículo en cuanto a los diferentes niveles (líquido de frenos, aceite, refrigerante, líquido limpiaparabrisas, carga de la batería…), además de la presión de los neumáticos, luces y sistema de frenos.

 

QUÉ HAY QUE REVISAR EN EL VEHÍCULO DEL COCHE DE CARA AL VERANO

  • Lo primero los frenos: Con las altas temperaturas el sistema de frenado (pastillas, discos, líquidos, sistema hidráulico, etc.) se calienta mucho más y se hace más difícil la refrigeración.
    Eso sí, el usuario deberá utilizar el freno solo cuando sea necesario, por ejemplo en bajadas prolongadas es mejor usar las marchas cortas, y es conveniente a su vez conducir de manera menos agresiva.
  • Revisar neumáticos: Los neumáticos se desgastan más con el calor y si, además, se utilizan con menos presión, la rodadura se consume antes, esto trae como consecuencia el consiguiente peligro por no agarrarse la rueda en condiciones a un firme muy caliente o también se pueden dar la posibilidad de pinchazos. Por tanto, en el taller se vigilará para que el viaje lo pueda realizar con la presión adecuada.
    Por otro lado, si el neumático no lleva el dibujo adecuado y la rodadura está desgastada procederemos a su cambio. La seguridad es lo más importante.
  • Ver cuál es la temperatura del motor: Comprobar que la aguja no llegue a la zona roja del indicador del salpicadero porque el motor se puede quemar. Hay que aconsejar al usuario que cuando eso ocurra hay que detenerse y dejar que se enfríe. Además si se llega a sobre calentar el motor lo más indicado es poner la calefacción, de esa manera se libera calor del motor. Después el conductor debería llevar el coche al taller para ver de dónde viene ese calentamiento.

 

El calor también castiga al vehículo, por eso es importante una buena revisión en el taller mecánico antes del verano.